El Hospital de Linares incorpora dos sistemas automáticos para dispensar medicamentos

852
SANIDAD

Elena González destaca la inversión de 120.000 euros para mejorar la seguridad y gestión de los fármacos. El centro sanitario pone en marcha estos equipos en la Unidad de Cuidados Intensivos  y en las Urgencias.

El Hospital ‘San Agustín’ de Linares ha puesto en marcha dos nuevos sistemas automáticos para dispensar medicamentos, denominados SADME, que suponen una mejora en la agilidad, gestión y seguridad de la medicación que reciben los pacientes en las Unidades de Cuidados Críticos y Urgencias de este centro.

“Esta incorporación supone una inversión de 120.000 euros, además de numerosas ventajas entre los profesionales de las Unidades de Farmacia, UCI y Urgencias”, ha indicado la delegada de Salud y Consumo, Elena González, que ha visitado la instalación de estos equipos, junto a la directora gerente del Área Sanitaria Norte de Jaén, Belén Martínez.

La delegada territorial ha podido conocer además la actuación de adaptación de espacios para la instalación del equipo SADME que ha sido necesaria en el área de Urgencias. Esta actuación ha requerido eliminar un tabique, modificar el saneamiento y actuar sobre techo y suelo. Esta adaptación ha hecho posible una mayor visibilidad desde la zona de control a los pacientes encamados en área de Observación de Urgencias, manteniendo una completa vigilancia de todos y cada uno de los enfermos de esta zona. Igualmente, esta obra ha permitido unificar la atención en una zona independiente con las mejores condiciones de aislamiento, seguridad y supervisión para la dispensación fármacos.

Los Sistemas Automatizados de Dispensación de Medicamentos (SADME) son armarios controlados electrónicamente e integrados en la red informática del hospital. Contienen la medicación en cajetines con distintos niveles de control y acceso. Estos equipos optimizan los circuitos de trabajo y el inventario, así como racionalizan el uso de medicamentos gracias a la utilización de las nuevas tecnologías.

Los SADME se utilizan como complemento del sistema tradicional de medicamentos en dosis unitaria (SDMDU) en Urgencias, Medicina Intensiva, Quirófanos, entre otros. La automatización en estas áreas ofrece la ventaja de disminuir los errores de medicación.

En el caso de que se utilicen como alternativa al de dosis unitaria, los sistemas de dispensación inmediata automatizan este sistema tradicional y proporcionan un sistema logístico que permite disponer de medicamentos donde se necesitan, esto es, en la unidad de Enfermería. En este sistema, y previo a la retirada del medicamento para administrar al paciente, se precisa la verificación de la prescripción médica por parte del farmacéutico.

 

El SADME permite establecer indicadores logísticos, farmacoeconómicos y de gestión clínica. También ofrece al farmacéutico la oportunidad de integrarse en el equipo asistencial liderando el proyecto de implantación,  teniendo en cuenta que el servicio de Urgencias es una de las principales puertas de entrada de los pacientes al hospital.

“El registro informático de la terapéutica utilizada en cada paciente, a tiempo real, facilita la participación activa del farmacéutico en el equipo multidisciplinario con el objetivo de prevenir, identificar y resolver problemas relacionados con la medicación”, ha señalado González.

El sistema funciona utilizando una capacidad de almacenamiento controlada y segura para la mayoría de los medicamentos que se usan en esa unidad –generalmente será un 80-95% de los medicamentos que usualmente se dispensan por el SDMDU– y controlado por una interfaz que conecta el sistema informático de farmacia con el sistema automatizado, de forma que los medicamentos están disponibles para la enfermera cuando son requeridos para el cuidado del paciente.

 

Las prescripciones médicas son transferidas al sistema automatizado a través de interfaces, después de que la orden haya sido introducida en el sistema informático de la farmacia y tras la validación por parte del farmacéutico. Cuando el SADME es el único elemento que forma parte del sistema logístico, el llenado de carros de dosis unitarias queda eliminado y el desplazamiento de los mismos a planta también.

No es necesaria la individualización, ni se precisa enviar a planta más dosis que se devuelven por no ser utilizadas.

 

En cuanto al trabajo en Farmacia, éste se realiza de forma mucho más programada que con los sistemas tradicionales de distribución: periódicamente, cada día, el sistema permite la emisión de un listado de máximos o mínimos (dependiendo del horario de reposición) para las unidades clínicas programadas y, sobre la base de dicho listado, el personal de farmacia prepara la medicación exacta e indispensable, sin necesidad de mayor intervención burocrática.

 

Cuando la enfermera accede al control de la estación y selecciona al paciente deseado, aparecen en pantalla los medicamentos que éste tiene prescritos y validados). Incluso el personal de enfermería puede acceder a la medicación prescrita por rangos horarios de administración. La implantación de este modo sustituye todo el proceso manual de preparación, llenado y distribución de los carros de dosis unitarias.

 

Junto a los equipos del Hospital de Linares, se han incorporado cinco en el Hospital de Jaén, dos en el Hospital ‘San Juan de la Cruz’ de Úbeda y dos más en el Alto Guadalquivir de Andújar, con una inversión de 405.842 euros”, ha enfatizado Elena González.