Esteban Perea prueba en Jerez su nuevo Silver Car, preparado para montaña

199

El piloto bailenense Esteban Perea volvió a competir después de un año inactivo, participando en el Memorial Paco Melero sin carácter competitivo, buscaba probar el nuevo Silver Car con el que competirá en montaña, especialidad que tantas satisfacciones y buenos resultados ha conseguido. Su nuevo bólido realizaba los primeros kilómetros de pruebas para realizar una profunda revisión y adaptar el coche a la conducción de Perea para centrarse en las pruebas de montaña donde será un binomio con el que contar para el podio.

Para el piloto bailenense fue un gran día en el circuito de Jerez, reencontrándose con grandes amigos y sobre todo con la prueba del nuevo coche. Con su nueva montura tuvo grandes sensaciones en el circuito, salió en el memorial en P15 y en poco más de 3 vueltas se colocó P1, cierto que un cm es más rápido que un carrozado. Le quedó con la rapidez que pasó de P15 a P1 sin conocer el circuito ya que nunca había rodado y con unas ruedas viejas de montaña.

Al final el coche le demostró que este coche no está hecho para circuito, sino para la montaña. Finalmente acabó fuera de carrera al romper la cadena y dañar el cárter.