El Hospital de Linares incorpora tres nuevos respiradores volumétricos de alto rendimiento

726
SANIDAD

Los equipos, a cuya adquisición se han destinado más de 80.000 euros, son válidos para pacientes adultos, menores y para neonatos. Elena González resalta el “nivel inversor” del Gobierno andaluz y la apuesta “por la última tecnología para la mejor calidad asistencial”.

El Hospital Universitario San Agustín de Linares ha incorporado para la UCI tres nuevos respiradores volumétricos que permiten ventilación mecánica de alto rendimiento y un uso versátil, por lo que se pueden emplear en la atención a pacientes adultos, pero también para asistir a niños y a neonatos.

La delegada territorial de Salud y Consumo, que ha visitado el centro, ha detallado que para la adquisición de estos tres respiradores, la Consejería ha destinado algo más de 80.000 euros, resaltando que “se trata de equipos de última tecnología que vienen a mejorar la calidad asistencial que se presta en el Hospital San Agustín”.

Elena González ha estado acompañada en su visita por la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Norte, Belén Martínez, el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos, José Antonio Camacho, el supervisor, Miguel Cobo, y otros miembros del equipo directivo del AGS, y ha destacado que “estos respiradores cuentan con ventilación controlada por volumen, de tal manera que si el paciente no activa por sí mismo el respirador con la frecuencia suficiente, el dispositivo inicia la respiración, asegurando así una frecuencia respiratoria mínima deseada”.

González ha explicado que también funcionan con ventilación por presión de soporte (PSV). Se trata de una modalidad asistida, limitada a presión y ciclada por flujo, que modifica el patrón ventilatorio espontáneo, lo que quiere decir que disminuye la frecuencia respiratoria y aumenta el volumen circulante. De este modo, el ventilador suministra una ayuda a la ventilación, previamente programada a partir del nivel de presión de soporte. Así, la presión se mantiene constante durante toda la inspiración, mientras el flujo disminuye progresivamente hasta alcanzar el nivel que permite el inicio de la espiración. “Esta modalidad de soporte es muy utilizada porque permite responder a los cambios de demanda ventilatoria del paciente y conlleva una menor sedación y una más rápida desconexión del equipo”.

Una UCI de vanguardia

Los tres nuevos respiradores se encuentran ya en funcionamiento en la UCI del Hospital San Agustín y vienen a sumarse al equipamiento de la misma, en el que ya se habían invertido más de 300.000 euros, cuando están a punto de cumplirse dos años desde la inauguración de las nuevas instalaciones de la unidad, a las que la Consejería de Salud y Consumo destinó un total de 1,9 millones de euros, para dotarlas de 12 boxes de última tecnología.

En este sentido, la delegada ha subrayado el “nivel inversor del Gobierno andaluz” y la apuesta “por la última tecnología para ofrecer la mejor calidad asistencial que se hace visible en la nueva UCI del Hospital de Linares”. Así, ha desgranado que “de los 1,9 millones de euros de inversión en la UCI, 1,6 millones de euros fueron para la nueva infraestructura que cuenta con 954,35 metros cuadrados distribuidos en torno a un control central y con un ángulo de 360 grados, que permite la vigilancia visual completa de todos los boxes”.

Además, la instalación se encuentra conectada directamente con el Bloque Quirúrgico a través de una pasarela, que ha venido a dar  solución a los accesos de los pacientes procedentes de UCI, Cirugía Programada y Urgencias, dotando también de un espacio específico para pacientes que tengan que ser valorados en Preanestesia, y Cirugía Menor, lo que ha permitido, además, garantizar la confidencialidad de los pacientes en el tránsito por esta zona del centro mediante un circuito independiente.