Fomento informa sobre los avances en la redacción del proyecto de la carretera Mengíbar-Villargordo

72

Incluye el anteproyecto, el estudio de trazados y el proyecto de ejecución de obras para la mejorar integral de la carretera.

El delegado de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y ordenación del Territorio, Jesús Estrella, ha mantenido un nuevo encuentro con la plataforma A-6000 para detallar a sus integrantes los avances en la hoja de ruta marcada por la Consejería para mejorar la carretera. La plataforma integra a los ayuntamientos de Mengíbar y Villatorres, así como a colectivos de ambos municipios.

El delegado ha informado a representantes de los colectivos, al alcalde de Mengíbar, Juan Bravo, y al de Villatorres, Miguel Manuel García Moreno, de los avances en la redacción del proyecto para resolver los problemas de seguridad vial de la A-6000.

“Se trata de un problema de seguridad vial complejo y difícil de resolver, que ahora está siendo sometido a un estudio exhaustivo por parte de un equipo técnico. He podido informar a la plataforma de que el contrato conta de tres partes.  Por un lado, se redacta el anteproyecto, en segundo lugar, se realiza un estudio de trazados y, en tercer lugar, en base a los resultados obtenidos, se plantea el proyecto de ejecución de obra”, ha detallado Jesús Estrella.

La redacción del proyecto de mejora integral de la carretera A-6000 en un tramo de más de seis kilómetros entre Villargordo y Mengíbar se adjudicó en octubre de 2020 a Betancourt Ingenieros. Esta adjudicación ha supuesto un paso decisivo de cara a tener la mejor alternativa para resolver los problemas de seguridad vial que sufre esta carretera, así como la estrechez y mal estado del puente sobre el río Guadalbullón. El presupuesto es de 122.936 euros y tiene un plazo de ejecución de 18 meses.

Las obras se centrarán en un tramo de más de seis kilómetros que va desde Villargordo, en el kilómetro 16, hasta el río Guadalbullón, en el punto kilométrico 22,3, que, además, es el que más tráfico soporta de la carretera A-6000, con 1.185 vehículos al día. Este tramo tiene un ancho de calzada de 5,5 metros sin arcén y con un firme en mal estado, con multitud de grietas, cuarteos, blandones, deslizamientos, ondulaciones y baches. Además de la estrechez, la vía acumula numerosos cambios de rasante.

El problema se agrava a la llegada del puente del río Guadalbullón, que tiene un ancho útil de sólo tres metros que imposibilita el cruce de dos vehículos. A eso se suma, además de su mal estado de conservación, que cuando se registran lluvias torrenciales queda cortado al tráfico por la crecida del río.

La Consejería acometió el pasado año obras de mejora del drenaje longitudinal en esta carretera en el mes de octubre, entre los puntos kilométrico 20+150 y 20+350. Se trata de unos trabajos incluidos en un expediente con mejoras también en la carretera A-6102 y que han supuesto la inversión de 82.134,57. El tramo se encontraba muy deteriorado como consecuencia de la escorrentía de agua por épocas de lluvia abundantes y suponía un peligro para la seguridad vial, que ahora ha sido atajado mediante la construcción de cunetas hormigonadas.

La carretera A-6000 pertenece a la Red Complementaria de Carreteras de Andalucía con una longitud de 23,96 kilómetros que va desde la intersección de la A-316 hasta el cruce de la A-44, dando conexión a Mengíbar, Torrequebradilla y Villargordo. Además, tiene tramos de travesía en Torrequebradilla y Villargordo.