Investigación arqueológica en el Cerro de la Harina

802
ARQUEOLOGÍA

Desvelan la presencia en el Cerro de la Harina de restos asociados a contextos
militares entre finales del siglo III a.C. o comienzos del siglo II a.C.

El equipo de investigación que durante un mes ha realizado una serie de intervenciones
arqueológicas en la zona conocida como Cerro de la Harina de Bailén, ha presentado los
resultados preliminares de esta investigación en el Museo de la Batalla de Bailén. La exposición de los hallazgos ha sido detallada por Juan José López Martínez, José Carlos Ortega Díez, Luis Arboledas Martínez y Juan Jesús Padilla.
Así, los investigadores han detallado que existen evidencias de que la zona pudo ser un
asentamiento militar de finales del s. III a.C. o comienzos del siglo II a.C.. En este sentido, José Carlos Ortega, miembro del equipo, sostiene gracias a la “prospección desarrollada por el detector de metales se pudieron encontrar elementos materiales que evidenciarían la presencia del ejército romano”.
A lo anterior, el equipo añade también que se han detectado evidencias de “materialidad cerámica puramente ibérica”. Además, en el “séptimo sondeo, parte de los elementos encontrados eran claramente de origen militar”. Este punto fue clave, sostiene, “debido a que casi todas las piezas halladas aparecían parcialmente quemadas en un foso en forma de U, por lo que es probable que nos encontremos ante un contexto convulso en el que se dañaron parte de estos materiales encontrados”, ha explicado Ortega.
Después de la excavación, los materiales hallados se encuentran en la Universidad de Granada y estudian si efectivamente el Cerro de la Harina fue un asentamiento con finalidad militar.
“Esperamos que durante esta fase de estudio la cultura material nos aporte más luz sobre lo que supuso este asentamiento para el territorio colindante, dependiente del oppidum de Cástulo”.
A lo anterior hay que añadir que los investigadores mantienen la tesis de que Bailén, a lo largo de la historia, y debido a su situación geográfica, gozó de una situación privilegiada para el establecimiento de enclaves a lo largo de milenios de manera ininterrumpida y con diversas funcionalidades.

La intervención en el Cerro de la Harina se enmarca dentro del proyecto de investigación “Paisajes de la vieja Iberia: estudio integrado y diacrónico de las interacciones y transformaciones territoriales durante la conquista romana de Hispania en las estribaciones meridionales de Sierra Morena Oriental (SS. III-I a.C.)”, dirigido por Juan José López Martínez.
Es un proyecto subvencionado por el Instituto de Estudios Giennenses de la Diputación Provincial de Jaén, en colaboración con al ayuntamiento de Bailén, a través de la concejalía de Patrimonio Histórico, coordinada por Juan Jesús Padilla y el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada.